Fotos en álbum público de facebook. Esperamos que os gusten...

 

Encore une fois! On répète!

                Hace unos días os comentaba sobre lo acontecido en el primer Tokubetsu de la temporada 2012-13, y ya estamos de vuelta de otra experiencia por Europa: intensa, atrevida, pero sobre todo divertida, como todas en las que interviene el club SAKURA.

                Tras la emocionante aventura del año pasado y “… como lo prometido es deuda…”, hemos repetido experiencia fuera de nuestras fronteras y esta vez ha tocado en Crest(Francia). Pero si el año pasado fuimos 8 los samurais que nos lanzamos al hiperespacio Europeo, este año la sana envidia y la buena crítica ha hecho que la expedición estuviera formada por 15 nanbudokas de los dojos Sakura de Huesca y Sabi, así como del dojo Mizu de Zaragoza. Y una alegría más: este año hemos tenido sección femenina compuesta por Julia y Sheila, que se lo han pasado en grande y han currado de lo lindo. Vemos, con alegría, que la participación en Stages nacionales e internacionales dirigidos por Doshu Soke Yoshinao Nanbu por parte de los clubs aragoneses cada día es más importante.

                En el Departamento francés de Rhône-Alpes se encuentra el valle de la Drôme, y dividida por el río que da nombre al valle se encuentra la localidad de Crest, con una población de alrededor 8.000 habitantes, y donde el puente del Pilar nos hemos reunido nanbudokas de Francia, Croacia, Italia, Suiza, España y Japón con el fin de seguir progresando en el aprendizaje del Nanbudo y, a la vez, poder entrenar bajo la tutela del maestro fundador Doshu Soke Nanbu. Pero, sobre todo, disfrutar de un fin de semana inolvidable como nos ocurre cada vez que nos vamos de Stage: risas, momentos inolvidables(de día y de noche…), pero sobre todo, trabajo serio y sin descanso.

                Como ya viene siendo habitual últimamente, y debido al creciente número de participantes en los stages, hemos tenido que alquilar dos furgos para el transporte, las cuales en adelante serán denominadas como Águilas 1 y 2(aunque la 2 circulaba delante porque llevaba el Tom Tom, siempre la 1 es en la que va el Shihan, como el "Air Force One", que algunos no se han enterado en todo el fin de semana…, je,je). La recogida de pasajeros empezó antes de las 7 de la mañana del viernes(era de noche y festivo en toda España…Uff!), aunque algun@ debió dormir mal esa noche porque se pasó el viaje durmiendo o, por lo menos, intentándolo(sería de los nervios…).
                Los equipajes eran en principio, justos, por motivos de espacio y sobre todo porque un fin de semana no da para mucho, y además en nuestros aposentos no había armarios(bueno sí había pero estaban cerrados). Aún así, nuestro amigo Dabi, decidió que esta vez no iba a ser criticado en la crónica por poco equipaje, como le ocurrió en Noruega, así que aquí podéis ver las cuatro cosillas que decidió llevarse el pájaro para el finde…
                Tras completar el pasaje, distribución de emisoras para estar interconectados vía radio durante el viaje, y empezamos a devorar kilómetros (quedaban nada menos que 800 hasta destino) por la autovía dirección Lérida-Barcelona-La Junquera. A la altura de Barcelona se empezaron a poner de acuerdo vejigas y estómagos para entrar en acción, pidiendo entrar en escena y como la famosa área de la AP-7 de La Selva con su ascensor-trampa no estaban muy lejos, y había varios expedicionarios que conocían la historia pero no el lugar, decidimos comernos el almuerzo allí y así hacer visita turística(aunque el peligro está a la vuelta….).
                Tras reponer fuerzas, una foto de equipo(sin chicas, que estaban en el baño) y un intento de broma a la sección femenina del club, que se vió frustada por muy poco…
                Reemprendimos la marcha hasta la frontera, y en la Junquera paramos como de costumbre a repostar( ya que el carburante en Francia es más caro, aunque con nuestra crisis económica la diferencia cada vez es menor) y seguimos ruta sin contratiempos y buen tiempo hasta la hora de comer: de nuevo en área de servicio de la autopista, pero con comida casera que sabe mejor.

               Al llegar a Crest, Aguila 2 en coordinación con el Tom Tom, decidimos hacer turismo por una zona industrial muy bonita que están construyendo a las afueras de la ville…..je,je!

               Llegamos con el tiempo justo de repartirnos e instalarnos por las habitaciones, ya que este año y debido al nutrido grupo de componentes del convoy, no cabíamos en ninguna habitación; y al polideportivo corriendo donde realizamos todos los entrenamientos del Stage.

                               
                Nada más llegar vimos a los 3 componentes del dojo Shizen de Monzón que junto a Jaime que se desplazó desde Montpellier, completamos casi la veintena de nanbudokas aragoneses en el Stage. Ya, en el polideportivo, saludamos a todos los habituales de los Stages, así como a la anfitriona, Magalí Collomb, que nos ha atendido espléndidamente durante todo el fin de semana. Poco antes del comienzo de la primera sesión de entrenamiento, y por ende, del Stage, llegó Doshu Soke Nanbu, al que saludamos toda la expedición Sakura, agradeciéndonos personalmente nuestra presencia en el mismo.
                La primera sesión fue de introducción y tras Ki Nanbu Taiso, preparamos el trabajo de Sotai con el Randori Tori y Uke en el que se basó la mayor parte de la sesión, trabajando varios de ellos, finalizando con Shiho Tai Ku, como recuperación al esfuerzo ya acumulado.

                Tras la reparadora ducha,  a cenar en el salón contigüo al polideportivo, donde le hicimos entrega de una camiseta Sakura especialmente diseñada para el Stage a los organizadores, Jean Collomb y Magalí, su hija, así como otra algo diferente en diseño y color, representativa de los clubs Sakura y Mizu, a Doshu Soke Nanbu.
Vaya "equipazo" el desplazado hasta Crest !!

                Tras la cena, como era temprano, nos fuimos a dar una vuelta, al pub del año pasado, que cuenta con un peculiar WC, del cual algún “forajido” decidió traerse un souvenir, con el que nos martirizó en algunos momentos durante el fin de semana.

                Como estábamos bastante cansados del viaje y el entrenamiento, y el sábado se presentaba duro ya que había sesión doble de entrenos, nos fuimos temprano a dormir, ya que la mayoría estábamos ansiosos por disfrutar del concierto de soplidos-ronquidos ensordecedores en “do mayor”.