Fotos en álbum público de facebook. Esperamos que os gusten...

 

                La mañana del sábado salió fresquita pero sin agua, y tras la ronda de desmentidos, sobre quién había roncado y quién no(cómo miente la gente, por Dios….,je,je), nos fuimos a desayunar y a prepararnos para la sesión matutina.

                Más numerosa esta sesión en participantes, ya que algunos, debido a compromisos laborales y/o horarios de vuelos no pudieron llegar el viernes a tiempo.

                Comenzamos el entrenamiento con la ceremonia de pasos de grado de Laurent Calbrix (Fr) y Florence Alpert (Fr) a Shihan, así como de Shihan Isabelle Amiel (Fr) a Renshi.

               La sesión de entrenamiento se centró en el trabajo del Sotai en movimiento(trabajo de Ju Randori), así como en las aplicaciones de los Katas Shiho Tai, trabajo de Bunkai, desarrollando varios de ellos.
               
                Tras la corta siesta, y ya en la sesión vespertina, volvimos a los Sotais de última generación, realizando una introducción al Sotai Randori Juji Irimi no Kata. También trabajamos Nanbu Keiraku Taiso Ichiban, en el apartado de Ki Do Ho. Al final de la sesión, Doshu Soke Nanbu hizo entrega a la delegación italiana de sus pasaportes, ya que el domingo no podían asistir al entreno porque salía su vuelo muy temprano.

MIEMBRO DEL EQUIPO “TIRITAS” PREPARANDO SESIÓN CON SU COACH

                Tras la ineludible ducha, fuimos obsequiados con una recepción, al igual que el año pasado, en la que se nos hizo entrega a cada Delegación de un obsequio como agradecimiento a nuestra asistencia al Stage, y a la que asistieron también autoridades políticas locales.

                Más tarde, en el mismo local se realizó la cena oficial del Stage, durante la cual nos enteramos de que era el cumple de José, por lo que le fue canturreado como mandan los cánones su “Cumpleaños Feliz”, y al que se sumaron sin ningún problema el resto de delegaciones, cada una en su idioma por supuesto. Posteriormente baile con DJ local, donde l@s más osad@s se lanzaron “…a tumba abierta…” a mover el esqueleto.

                Como no duró mucho la sesión, salimos a dar una vuelta, ya que l@s componentes más jóvenes querían ver el ambiente nocturno francés, llevándose una gran decepción, ya que a las 22:30 horas no había nada abierto en la localidad, así que visto lo visto, nos fuimos “ a nonon”, así como a hacer encaje de bolillos para conseguir tender todos los nanbudoguis y resto de ropa mojada, con nuestro sistema del “ tendedor integral ”: sistema algo peligroso en paseos nocturnos pero necesario para el secado de ropa, y que bien organizado hasta es divertido... Respecto a aromas, no vamos a entrar en detalles…

                Durante la oscuridad y por si no hubiera quedado claro la noche anterior, repetimos concierto, -esta vez en clave de chicharra y trombón-. Este año no ha hecho tanto calor, y por las noches se notaba la cercanía de los Alpes, por lo que algunos afortunados nos hemos traído un buen resfriado, pero nada grave...