Marsella (Francia): 14 y 15 de Abril de 2012

Fotos en álbum público de facebook. Esperamos que os gusten...

Allez, allez! On y va!

                Con este grito de guerra nos hemos desenvuelto todo el fin de semana por tierras galas, aunque los que parecíamos irreductibles galos éramos nosotros por la unión existente y el compañerismo demostrado de principio a fin en nuestra delegación SAKURA. Es mucho lo acontecido y no se bien por donde empezar, así que para no perderme, empezaré por donde empiezan las historias fantásticas: por el principio!

                Al follón de los preparativos, llegaron los inconvenientes o pequeñas decepciones ya que a última hora se cayeron del equipo dos componentes, por lo que se propuso reducir el tamaño de las furgonetas reservadas, y alguien dijo “ Buena idea”! ; así que enfundados de una inmensa maestría en el arte del regateo, llegamos al Rent a Car, y le propusimos el trato, a lo que amablemente nos indicaron las posibles opciones que teníamos al alcance de nuestra mano:

La negociación...

Valorando opciones...

La oferta no era mucha... eso sí Citroen...

Decidido... Nos quedamos con las Vito!!

                Como las opciones no fueron de nuestro agrado, decidimos rascarnos el bolsillo, y en  ”.. aras de la comodidad..” volver al proyecto inicial, con dos “furgos” de 9 plazas. Para estos momentos teníamos un montón de gente por varios puntos de la ciudad, esperando la recogida y ya con bastantes nervios porque no sabían de nuestras iniciativas negociadoras ni tampoco que cuanta mayor era nuestra impaciencia a la hora de alquilar mayor era la tranquilidad y parsimonia de la oficina arrendadora por confeccionar los contratos de alquiler.

                Ya montados todos los componentes de la expedición en los vehículos, pertrechados de víveres (por si se daba mal la cosa en el país vecino…) y de transmisiones( ya que la tarifa de datos de los móviles fue bloqueada para el extranjero, para estar comunicados en todo momento se creó una conexión inter-furgo vía dos emisoras portátiles –kyoshi Alberto piensa en todo-), iniciamos camino rumbo “à la France”. De una tacada nos plantamos en la Junquera con idea de repostar porque en Francia está el gasoil más caro “si cabe”.

                Como era la hora de comer, y nos gusta ser puntuales, nos pusimos manos a la obra porque hacemos rastro en estos menesteres, sobre todo habiendo un certamen de “tortillas de patata” a la vista, adornado con embutidos del país, y como postre surtido de rosquillas, pestiños, palmeritas, etc. que Shihandai Abadí había confeccionado, si bien tras un exhaustivo interrogatorio confesó que su única contribución dentro de la cadena de elaboración de productos fue ir a comprarlos al supermercado.

                En mitad de la comida el dios Eolo se alió con los dueños del restaurante del área de autopista que no utilizamos más que para el café, y con una bandada de gorriones que teníamos en retaguardia, los cuales estaban ansiosos por relevarnos con las sobras, castigándonos con un viento huracanado que estampó un plato de aceitunas en el pecho de Georges, vino y coca-cola como para una boda a Juri, Hugo y Alberto (nada que la lavadora no solucione…) y lo que es peor: media tortilla de patata se fue a la hierba de la zona de picnic!

                Al final de la comida se unieron a la expedición Javi Bara y Ana (magnífica y espectacular fotógrafa del equipo para este Stage-profesional donde las haya-) que habían salido desde Zaragoza. El resto del camino lo realizamos sin ningún problema hasta Marsella, aunque parece ser que algún componente de la expedición se quedó con hambre, debiendo hacer parada técnica para merendar (da gusto invitaros a comer, oye!)

               Aún era de día cuando llegamos al hotel donde ya estaba esperándonos Renshi Serge Salvai, y tras los correspondientes saludos fuimos realizando el check-in por parejas y tríos según el caso, habiendo componentes de la expedición que tuvieron que luchar lo suyo para conseguir una cama individual y no eran precisamente los que vinieron emparejados de España!. Las habitaciones eran muy curiosas, y muy bien organizadas, salvo en dos cosas: al constructor se le olvidó poner armarios y sólo los que miden 1.90 metros o más pueden utilizar el inodoro cómodamente (ya que al resto nos colgaban los pies-probarlo y me daréis la razón-). Pero en general la estancia en el hotel estupenda, además casi lo estrenamos...

Entrada al Hotel...

Recepción...

Pasillo habitaciones...

Esta "triple" para un matrimonio con un hijo estupenda, pero para tres "tiarrones" pues como que no... Que no pasa naaaa, pero no pasando na... cada uno en su cama!!...

Carmelo, a pesar de sobresalirle las piernas, se "ofreció" a dormir en la litera de la parte superior, y claro, nosotros ya estabamos viendo los titulares... je, je, je...

Finalmente nos acomodamos adecuadamente... Comprendereis el desorden viendo la siguiente foto...

Este es el armario...

Baño, lavavo y ducha... Muy apañao...

La estupenda vista que teniamos desde la habitación...

                De allí nos fuimos dando un paseo hasta el dojo Bunkai que se convirtió este fin de semana en un improvisado restaurante, y tras saludar al resto de expediciones que ya habían llegado (qué pronto cenan estos europeos…) dimos buena cuenta de todo lo que nos pusieron (aunque todos decían que no tenían hambre no dejaron nada en el plato…). Tras la cena paseo corto al hotel y a dormir que el día había sido largo. A la salida del restaurante nos encontramos con Doshu Soke Nanbu que llegaba con los organizadores, sorprendiéndole gratamente el número elevado de componentes del Sakura Team.

               La mañana siguiente salió soleada y de nuevo paseo al dojo para desayunar y de allí con las furgos al polideportivo donde se realizó el Stage para empezar “el baile ” y reunirnos con los hermanos Bara que venían de Montpellier.

Breve paseo hasta el Dojo Bunkai...

Todo muy bien señalizado...

Carmelo haciendo un alto en el camino...

Antes de nada inscripción al Stage...

Y Pasaportes...

Le petit déjeuner...

La carga lectiva técnica realizada se resume así:
Ceremonia Nanbudo  Mitsu no chikara( 3 principios del Nanbudo)
Ki  Nanbu  Taiso
Sotai Renraku Waza (6 combinaciones y paso a paso cada una)
Sho Tai Gyako Taisabaki  Randori Ichi No Kata(versión Beta o en pruebas) Primero combinaciones paso a paso y luego entero
Sho Tai Gyako Taisabaki  Randori Irimi No Kata(versión Beta o en pruebas) Primero combinaciones paso a paso y luego entero

Shiho Tai Ku
Ceremonia final Nanbudo  Nanatsu no chikara (7 fuerzas del Nanbudo)

Foto de grupo del "Sakura Team"

                Y contentos por las novedades vistas, nos fuimos a duchar y a comer corriendo porque había “variascomponentes que tenían que comprar “a toda costa“ jabón de Marsella (famous in the world). Renshi Mariano y un servidor preferíamos el plan “B” (siesta), pero como unos buenos samurais dijimos a la vez “Buena idea”, fletando esta vez una sola furgo y liando a algún que otro “inocente” para que nos acompañara…. Bueno, resultado de la operación “siesta frustrada”: No hubo forma de encontrar jabón de Marsella en L’estaque!

                De nuevo en el polideportivo iniciamos la sesión con dos ceremonias de imposición de grado SHIHAN (6º DAN) con su correspondiente obi rojo-blanco y otra de RENSHI SHIHAN(7º DAN) por parte de Doshu Soke Nanbu a compañeros de Camerún, Francia y Escocia, respectivamente.

Shihan Edouard De L'or Fomenou

Shihan Jean Hippon

Renshi Shihan John Mcsorley

Y luego empezó la sesión propiamente dicha, realizando los siguientes ejercicios:

Ceremonia Nanbudo  Mitsu no chikara( 3 principios del Nanbudo)
Ki  Nanbu  Taiso (en círculo con Doshu Soke en el medio dirigiendo)
Sotai Randori Tori
Sotai Randori Uke
Sho Tai Gyako Taisabaki  Randori Ichi No Kata UKE
Ryotte Undo
Sotai Juji Randori Ichi no Kata(4 combinaciones y luego entero)
Sotai Kubikake Randori Ichi no Kata (4 combinaciones)
Nanbu Keiraku Taiso Ichiban
Nanbu Keiraku Taiso Niban
Nanbu Keiraku Taiso Sanban
Ceremonia final Nanbudo  Nanatsu no chikara(7 fuerzas del Nanbudo)

El Crack Marselles "Boris Salvai"

                Destacar, que al finalizar el entrenamiento, Doshu Soke Yoshinao Nanbu y Renshi Shihan Mariano Carrasco fueron entrevistados junto a Shihan Edouard De L'or Fomenou por un equipo desplazado del Canal 2 de Camerún.

Por supuesto, no pueden faltar las fotos con los amigos...

                Fin de sesión, ducha en el hotel y al aperitivo en el dojo Bunkai ofrecido por los organizadores a todos los asistentes al Stage como entrante a la cena oficial, tras la cual nuestro amigo Serge hizo entrega de un obsequio a cada club asistente al encuentro. Después, Jean Paul (coorganizador del Stage y fotógrafo oficial de la WNF) nos agradeció a todos la asistencia y por último Doshu Soke también dirigió unas palabras. Y como en Francia se cena pronto y la verdad es que estábamos bastante cansados a dormir que el domingo se preparaba duro, duro…

Nuestro amigo Goran (Eslovenia) con la camiseta de Sakura...

                El domingo salió fresquito y nublado presagiando problemas en el horizonte, y pronto tuvimos noticias preocupantes a la hora de hacer el check-out: el equipo Rojo 2 había perdido las llaves de la furgo! Al llegar a recepción me encuentro a Georges destripando su maleta (según me dijo era la tercera vez que lo hacía…) en busca de la llave y preguntando a todo el mundo si la tenía ya que él recordaba habérsela dado a alguien el día anterior por la tarde, pero nadie daba luz al problema. Ya en la calle y sin tiempo ya que era la hora del desayuno, volvió a destripar la maleta, y hasta hubo voluntarios que se ofrecieron a ayudarle, declinando el ofrecimiento muy amablemente. En nuestras cabezas empezaba a salir humo pensando en la forma de meter 11 personas con equipajes y bolsas de deporte en una furgoneta sola, o cómo traer otra llave en domingo desde España...

                Cuando la angustia se hacía latente, nos percatamos que los ocupantes de la 222 (que curiosamente fueron los que no quisieron compartir cama) no bajaban al punto de reunión, siendo ya bien pasada la hora. Se mascaba la tragedia, y al aparecer por el aparcamiento los dos “forajidos” el uno comenta”.. las llaves de Rojo 2 las tengo yo, que no se porqué me las dio ayer Jorge..” y el otro riendo dice”.. ya me parecía raro que no llamárais a la habitación teniendo nosotros las llaves de las dos furgos con la hora que es. Sin nosotros no os íbais a marchar..” SILENCIO TOTAL (mientras Georges rehacía su maltrecha maleta por enésima vez..). Al minuto todo olvidado, excepto por la amenaza de que este hecho sería fielmente reflejado en la crónica.

                En el desayuno, no  se si por la tensión acumulada o porque tenemos “buen saque” arrasamos con todo lo que encontramos, para dar el asalto final al Stage. La sesión contuvo los siguientes ejercicios:

Foto oficial del Stage...

Ceremonia Nanbudo  Mitsu no chikara( 3 principios del Nanbudo)
Ki  Nanbu  Taiso
Sotai Renraku Waza (6 combinaciones y paso a paso cada una)
Sotai Randori Tori
Sotai Randori Uke
Sotai Randori Ichi no Kata
Sotai Randori Ni no kata
Sotai Randori San no Kata
Sotai Juji Kakuto Randori Ichi no Kata(primero por partes y luego entero)
Sotai Juji Kakuto Randori Ni no Kata(primero por partes y luego entero)
Shiho Tai Tsuki
Shiho Tai Tsuki Bunkai
Shiho Tai Ten
Shiho Tai Ten Bunkai(forma sencilla)
Shiho Tai Ten Bunkai(forma completa)
Ceremonia final Nanbudo  Nanatsu no chikara(7 fuerzas del Nanbudo)

Entrega de diplomas y pasaportes y clausura del Stage.

Nada más concluir nos despedimos de todas las delegaciones y ya acostumbrados al horario galo nos fuimos a comer al mediodía, haciendolo nuevamente en el Dojo Bunkai, emprendiendo posteriormente el camino a casa.

                El retorno fue tranquilo, aunque el tramo entre Montpellier y Perpignan el viento de lado con lluvia intensa era bastante molesto, pero al llegar a la frontera el tiempo se despejó.

Entramos en España...
Esta ya es la autopista Española...

             Como nuestros estómagos son un pozo sin fin, decidimos parar a merendar en el área de servicio de La Selva, dado que en el viaje a Crest el año pasado ya estuvimos en ella, y no se vislumbraba atasco de entrada a Barcelona. Para los que no habéis estado en ella, os diré que sentido Barcelona solamente hay estación de servicio, y el restaurante está sentido La  Junquera, pero al estar a distinta altura, existe un acceso elevado que cruza la autopista y los une mediante escalera de caracol y ascensor debido a la considerable altura.

Unos estiramientos...

Paso elevado sobre la autopista...

Un cafelito y conexión de móviles...

              La ida fue hecha por la mayoría por escalera y tras un pequeño shopping en la tienda y la merienda, nos preparamos para reanudar la marcha, realizando la vuelta por escalera la mayoría, y algunos en ascensor debido al cansancio acumulado durante el fin de semana y el largo viaje.

Camino de vuelta...

Hasta llegar a un punto donde había que tomar una decisión trascendental... ¿Ascensor o escaleras?

              El lector pensará “Buena idea” (como dice nuestro Shihandai de Ontiñena), pero el ascensor era resabiado y cogió como rehenes a cinco miembros de la expedición. El grupo de “a pie” llegamos a los vehículos y al llegar el último rezagado, nos dimos cuenta de las "ausencias", teorizando sobre si se habrían quedado colgados en el ascensor, riéndonos... Pero de repente nos empezamos a preocupar cuando sonó en el teléfono la llamada de Abadí informándonos de que se encontraban atrapados en el ascensor, diciendo que aunque ya habían contactado con el servicio técnico que acudía en su ayuda, necesitaban un equipo profesional de rescate para estas emergencias. Dos opciones teníamos: el ascensor gemelo del secuestrador (que debido a la situación no era muy recomendable ya que desconocíamos sus intenciones) y las malditas escaleras (digo malditas por el elevado número y el cansancio de mi maltrecho cuerpo), así que formamos dos equipos: el negociador de rehenes y el de localización de la famosa llave para abrir ascensores. Os diré que aunque para los que estaban dentro el tiempo pasaba muy lentamente (para algunas más despacio que para otros…), batimos el récord nacional que debe estar en torno a los 5 minutos desde que se activaron las alarmas. Aquí tenéis unas instantáneas de los rehenes, el negociador trabajando, el equipo de localización y el momento de la liberación.

Los rehenes...

El negociador...

El equipo de rescate...

Los rescatados...

Que caritas de susto...

  Aunque en el grupo de rehenes se encontraba Abadí Spielberg (de dilatada experiencia en el terreno de los reportajes) no tenemos ninguna instantánea del interior del ascensor, debido a que antepuso el valor sentimental que tiene a su iPhone al magistral reportaje que podía haber hecho en el huracán de la noticia.

       Hicimos recuento al subir a las furgonetas (porque ya no nos fiábamos de nada ni de nadie…) y decidimos hacer el resto del camino de un tirón, pero aún tuvimos que hacer una parada técnica e imprevista pero de urgencia máxima en área de servicios antes de Cervera, retransmitida al detalle por transmisiones, en la que  aprovechamos para hacer una merienda-cena.
       A la hora de cenar (hora española esta vez) estábamos en casa, cansados y con agujetas en el estómago de tanto reír durante el fin de semana.
               Aunque ya se lo dijimos en persona, agradecer al Renshi Serge, a Jean Paul Renucci, y a toda la organización del Stage del dojo Bunkai de L’Estaque en Marseille su hospitalidad, amabilidad, y cariño con el que nos han tratado este fin de semana en su casa, ya que volveremos a repetir.  

       A estas horas ya se a ciencia cierta que puede estar en marcha la siguiente expedición rumbo a Escocia o Noruega (ya veremos) si no lo impiden los elementos. 

       Que sepáis que siempre tendréis un hueco en nuestras expediciones. El Sakura Team no descansa nunca!

                Nos vemos en el dojo!  Ousss!

 

Texto: Sensei Shidoin Willie López
Fotografía, Edición  y montaje: Kyoshi Alberto González