El Nanbudo es una de las disciplinas que más puede contribuir en el proceso formativo del niño, desarrollando tanto su estado físico como emocional, mejorando su rendimiento en los estudios y su relación con los demás.

 

         Creando hábitos que le ayudarán en sus estudios.

 

 

         Haciéndole sentir seguro de sus posibilidades en distintas situaciones de la vida cotidiana.

 

         Haciéndolo más comprensivo hacia sus semejantes, creando actitudes positivas ante la sociedad.

 

 

 

         Dando a su cuerpo la flexibilidad y estímulos que mejorarán su estado físico, reflejos y motricidad, que favorecen su desarrollo.