... Acabas de conocer el Nanbudo, has visto algo por internet o en alguna exhibición, te has pasado por el Dojo a conocerlo o hasta incluso lo has probado algún día, pero te encuentras más perdido que una cabra en un garaje.... No te preocupes, todos hemos pasado por esa situación, con la única diferencia de que tu ahora además de al profesor y a los compañeros que enseguida te pondrán al día, también tienes "internet"... nuestra web te ayudará a conocer todos y cada uno de los detalles del Nanbudo.

         Comprobarás que "todo" tiene un "por que" dentro del Nanbudo... nada, o casi nada es así por casualidad...

         Comencemos...

         Llegas al Dojo a probar si te gusta el Nanbudo... Vienes con tu chándal o incluso te has animado ya con el Kimono o Nanbudogui...

         Te aproximas tímidamente al tatami, esperando fuera o sentado en una esquinita.... Vaya que alguno de estos se me coma!!

         Ves como los compañeros van entrando al tatami haciendo unas genuflexiones extrañas, ¿vete tú a saber a quién?... No pasa nada!! ya decíamos anteriormente que aquí "todo" tiene explicación...

         Como sabrás los Orientales son muy ceremoniales y respetuosos, educados con rigurosa disciplina y valores tradicionales, motivo por el cual en las Artes Marciales en general y en el Nanbudo en particular, muchas de estas tradiciones se respetan actualmente.

         Es por eso que cuando el practicante de casi cualquier Arte Marcial y como puntualizábamos particularmente los Nanbudokas se aproximan al tatami con intención de adentrarse al mismo a entrenar, realizan un saludo al tatami antes de entrar, haciéndolo en posicién de pie y de frente hacia el Kamiza. Posteriormente y al acceder al mismo, se realiza un saludo en posición de seiza al "Kamiza", como muestra de respeto al Doshu-Soke (Maestro Fundador), en nuestro caso al Doshu-Soke Yoshinao Nanbu, creador del Nanbudo.

         El Kamiza, que literalmente significa “asiento del espíritu” es el lugar principal de un Dojo japonés así como de las casas tradicionales japonesas.

         El Kamiza es un pequeño templo usado para servir de lugar de reverencia, pureza y respeto. En las casas representa la veneración y el respeto a los antepasados. En los dojo de artes marciales, representa el respeto a la herencia marcial y homenajea al actual Doshu-Sôke o Gran Maestro del arte marcial en cuestión.

 

Dojo Tradicional

Kamiza "tradicional" Nanbudo

         Aunque el Kamiza esté formado principalmente por elementos Sintoístas no hay que buscar ninguna significación religiosa en él, sino más bien hay que pensar que es un icono cultural.
         Cuando meditamos frente a él  y lo reverenciamos con nuestro saludo, no estamos rezando a ningún dios ni practicando ninguna religión sino únicamente mostrando respeto a nuestra tradición y a nuestra herencia marcial.          Puede que algún occidental tenga alguna dificultad en asimilar esta idea al realizar las reverencias y rituales frente al Kamiza, sin embargo, el seguir una Vía tradicional requiere una mente abierta. La reverencia hacia el Kamiza es un recordatorio de una obligación que hemos tomado voluntariamente.

 

         El Kamiza se coloca en la pared Norte del dojo o la casa, ya que el Norte es el camino al Cielo pues por él sale la Estrella del Norte, considerada la primera estrella del Cielo. En caso de no poder ponerse en el Norte se coloca en el Este, lugar del que procede la luz a la salida del Sol. El tercer lugar sería el Oeste y el último el Sur.
         El Kamiza contiene una serie de elementos, algunos de ellos son obligatorios y otros opcionales. Algunos de ellos son difíciles de conseguir aquí en Occidente y otros Dojos no tienen el kamiza puesto constantemente por lo cual algunos de los elementos se obvian.

         En los Dojos actuales, al tratarse habitualmente de centros deportivos multidisciplinares, se suele limitar el Kamiza a colocar una foto de los Doshus de las disciplinas impartidas en dicho Dojo.

 

Vista de un Kamiza "sencillo"

         Una vez en el tatami ya se puede ir calentando suavemente a la espera del Profesor, realizando estiramientos suaves y progresivos, así como ejercicios o técnicas de calentamiento de las extremidades, espalda, rodillas, etc... incluso algún kata nos puede venir bien...

         Ya te irás soltando y conociendo los diversos ejercicios de estiramiento, elasticidad y calentamiento.

 

         Una vez todos los Nanbudokas en el Dojo y preparados sobre el tatami, el Profesor indicará al alumno de mayor grado, que hará las veces de "ayudante" o Senpai («compañero de antes») , dar la voz"Keiritsu" o "Narande" para que cada uno se coloque en su puesto, a la espera de realizar la ceremonia de inicio de la clase.

         El orden de colocación y el lugar de cada uno de los cinturones está previamente establecido, pudiendo variar "ligeramente" en función de los grados asistentes, siendo el Profesor el que indicará, caso de creerlo oportuno, el nuevo emplazamiento de cada uno.

         Puede darse el caso de coincidir varios Nanbudokas con el mismo grado, debiendo en este caso el más "moderno" ceder el puesto de su derecha al compañero que alcanzó el grado anteriormente. Si bien en Occidente esto no pasa de ser una muestra de cortesía y compañerismo, en Japón es una práctica casi "obligatoria", ya que estos dan un gran valor al "puesto" que cada uno ocupa... Hay un dicho que indica -"Cada uno en su lugar".

         El orden habitual que observaremos en el Dojo será el que aparece en la siguiente imagen...

         Durante la ceremonia permaneceremos en silencio, esperando en la posición "Musubidachi" (Piernas juntas, pies unidos por el talón y puntas abiertas a 45º. Brazos estirados en posición natural).
         Cuando todos los Nanbudokas se encuentren en posición y ocupando su lugar, el profesor indicará al Senpai que de la voz de "Seiza", procediendo entonces a colocar la rodilla derecha apoyada sobre el tatami, manteniendo esa posición momentáneamente hasta nueva orden, mirando al frente y manteniendo las manos apoyadas suavemente sobre nuestras piernas, colocadas con los dedos apuntando hacia adentro.
         Una vez dada la segunda voz, se terminará de adoptar la posición de Seiza, colocándose correctamente el cinturón, debiendo quedar el mismo con ambas puntas a la misma longitud, colocando las manos nuevamente sobre las piernas en la misma posición que anteriormente.

         Una vez en la posición de "Seiza", el Senpai indicará "Seico-za", posición que adoptaremos colocando las manos con los pulgares unidos, y recogiendo la mano izquierda a la derecha, formando un circulo.

         En esta posición se realizará la ceremonia de inicio y fin de la clase, denominada "Nanbudo Mitsu No Chikara" (Los tres principios del Nanbudo "fuerza, coraje y convicción"), gritándolos una vez en Japonés: "Chikara Da", "Yuki Da", "Shinnen Da" y posteriormente 5 veces en Castellano: "Fuerza", "Coraje", "Convicción".

         La ceremonia del final de la clase, dependiendo del momento y lugar, puede variar a veces, realizándose la denominada "Nanbudo Nanatsu No Chikara", que es una meditación activa que tiene como objetivo el desarrollo de las capacidades superiores a través de las siete fuerzas del Nanbudo, que todos y cada uno de nosotros tenemos y debemos de desarrollar de manera positiva, estas son: "Tai Ryoku(fuerza física), Tan Ryoku(fuerza del coraje), Handan Ryoku(fuerza del juicio), Danko Ryoku(fuerza de acción), Sei Ryoku(energía positiva), No Ryoku(habilidad intelectual), Semei Ryoku(fuerza vital)", repitiendo esta serie dos veces (solo en Japonés), finalizando cada una de estas series con "O Mochimashita".

         Realizada la ceremonia de inicio o fin de la clase, se finaliza la misma con tres saludos ceremoniales.

         Los mismos se realizarán inclinándonos sobre el tatami, apoyando inicialmente la mano izquierda y posteriormente la derecha, apoyando las palmas de ambas manos, formando un triangulo con las mismas, procediendo entonces a realizar la inclinación sobre el tatami, para recoger las manos del mismo modo en que las hemos colocado, es decir, primeramente se recoge la derecha y después la izquierda.

         Estos saludos serán los siguientes:

Nanbu Doshu-Soke ni rei.- Saludo al Maestro fundador Yoshinao Nanbu.

Renshi (grado del profesor) Nabudo ni rei.- Saludo al Profesor.

Otagai ni rei.- Saludo a los alumnos asistentes (izquierda del profesor).

         Finalizados los saludos, el profesor se reincorporará a la posición de "Musubidachi", indicando entonces al Senpai que de la voz de "Keiritsu", para levantarnos entonces del mismo modo que hemos adoptado la posición, es decir, levantando la rodilla izquierda, dejando momentáneamente al derecha apoyada en el suelo, procediendo entonces a levantarnos, adoptando la posición Musubidachi, realizando finalmente todos juntos un saludo final, inclinando ligeramente el tronco y la cabeza hacia adelante, diciendo "Ousss" (gracias).

 

         El término "Ousss" se emplea para muchas cosas, pudiendo significar "gracias", "perdón", "por favor"...

         Bueno, pues ya estas listo para comenzar la clase...

         Ahora ya será el profesor el que te irá indicando los ejercicios que vais a practicar, enseñándote y apoyándote todo lo que necesites

         También observarás como tus compañeros te ayudarán en todo lo que puedan, siendo este aspecto uno de los más característicos del Nanbudo, el compañerismo es "magnífico", desviviéndose todos en ayudar y enseñar a los cinturones más bajos, al igual que ellos recibieron el saber y la experiencia de sus cinturones más altos.

         No temas en ponerte a practicar con los cinturones marrones o negros a realizar los ejercicios, todo lo contrario, será con los que más y mejor aprenderás, y con los que menos riesgo de lesionarte tienes, ya que como tienen un mayor conocimiento y control de las técnicas, estarás mucho más tranquilo con ellos.

         Puede ser que cuando veas a dos cinturones de grados altos realizar alguna técnica o ejercicio te impresione la intensidad o la energía con las que la realizan, pero tranquilo, que como te indicábamos antes, son los que mejor controlan y conocen las técnicas, sabiendo "dosificarse" adecuadamente cuando practican con los grados más bajos.

         También observarás que cuando terminan las clases, muchos de tus compañeros se quedan en el tatami repasando y practicando katas, randoris, u otras técnicas, pudiendo comprobar que cada uno repasa las técnicas relativas a sus respectivos niveles, muchas veces apoyados por sus compañeros de grados superiores... no dudes en unirte a ellos, que con toda seguridad te acogerán de buen grado, preguntando lo que necesites saber a cualquiera de ellos...

         Practica con interés y constancia y verás como en pocos meses, y antes de que te des cuenta, estás luciendo tu cinturón amarillo, e incluso enseñando ya a otros compañeros nuevos.

         Y recuerda que en la zona privada dispones de los programas de examen y mucho material multimedia para poder repasar y consultar tus dudas. Registrate y podrás acceder.